martes, 13 de septiembre de 2016

BAMBI



I)

Amanece. La bruja enciende su bola de cristal: luces de acuarela en el arroyo legendario. Debajo de las piedras brotamos, duendes eternos; bostezamos, caminamos hacia la superficie con diminutas botas de hule, fumamos pipas de nostalgia. Arriba de todo, el cielo es un sabueso mudo.


II)

A lo lejos, la casita de galletas: por las ventanas huyen las sillas, los sillones. El camino es de cuarzos y aspirinas. Nos acercamos. La puerta está cerrada desde la última lluvia: somos transparentes.


III)

En la cocina, enormes arácnidos prietos, con zancos y corbata de moño, saquean las alacenas. La luz es amarilla y verde. Vuelan frascos de mermeladas rojas, moradas. Escondido en un armario, Bambi lo mira todo. Llueve. Nos filtramos silenciosos a la siguiente escena
I.


IV)

Es el lobo y es la abuelita. Es caperucita y las risotadas negras rodeándola como una aureola de moscas. Es el otro Bambi debajo de la cama: tembloroso, aturdido. Nosotros estamos arriba, entre las telarañas. Entra el cazador y se saca una estrella de la boca.


V)

Al mediodía, los árboles beben el agua tosca que escurre de sus pestañas. La lluvia se aleja dando saltos rumbo al acantilado. Afuera de la casita: luces, labios, florecimiento de hormigas cargando mariposas moribundas.


VI)
 
Bambi de paja. Fotogramas de Bambi fotogénico mostrando dientes, ojos, costillas; probándose los guantes de una princesa dormida y olvidada. El cazador sale con su costal epiléptico a cuestas. En silencio, la casita empieza a desmoronarse: esquirlas de chocolate, migajas, astillas de caramelo macizo, higos de cristal. Bambi se retuerce, momia: se convierte en un alambre y salta hacia el techo. Bambi zombi dando vueltas, sus pezuñas tocando casi las frágiles orillas del espanto.


VII)

Zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz zzzzzzz… (nubes de sueño, serrucho y tonco).


VIII) 

Anochece: el viento desenreda cantos medievales. El cuenco de la luna vierte sus sombras al espacio donde despareció la casita. Hormigas duermen, polillas duermen, ornitorrincos de sal se escabullen en el oleaje tenue del arroyo: en el fondo, Bambi también duerme amortajado en su escafandra. Nosotros decimos adiós con manos de peluche, caminamos en fila india rumbo al interior de las piedras. Pipas humeantes, pies sin fin, crisálidas.


IX)

Quiero ver, dice una voz. La bruja apaga su esfera de cristal.




No hay comentarios: